Martes, agosto 22, 2017

Estados Unidos y Europa contra cuba, Venezuela, Rusia, Irán, Corea del norte y Siria

Estados Unidos y Europa contra cuba, Venezuela, Rusia, Irán, Corea del norte y Siria

Por: Diego Otero Prada

Definitivamente el imperialismo y el colonialismo no han desaparecido en el mundo. Estados Unidos y países europeos (principalmente Francia e Inglaterra y España) no han dejado de ser intervencionistas a nombre de la democracia y la  libertad para oponerse a los países que no siguen sus instrucciones.

La palabra democracia está bastante desgastada ya que se utiliza  dependiendo de los intereses de las  potencias del mundo desarrollado. Así, no se dice nada de los regímenes feudales, dictatoriales y retrógrados del Medio Oriente y de  otros países del mundo que no se caracterizan por sus comportamientos  democráticos. Aquí opera la real politik. Se permiten todas las barbaridades porque estos países compran armas  y son poseedoras de grandes riquezas energéticas y mineras. Son sus aliados y todo se les permite.

Pero cuando los países buscan la independencia y la defensa de sus propios intereses ahí sí viene el gran grito en el cielo. No se aceptan sus gobiernos y comienzan a interferir en sus asuntos internos para colocar títeres.

Eso  es lo que está o  ha venido ocurriendo en países como Cuba, Venezuela, Irán y Siria. Han querido desarrollar sus propias políticas, gran pecado,  entonces hay que castigarlos para que entren al redil y otros países no sigan su ejemplo.

Es ridículo y terrible lo que está ocurriendo. Estados Unidos,  sus aliados europeos y  sus títeres en Latinoamérica se arrogan el derecho de definir  lo que es correcto o incorrecto en Venezuela. Y el policía del  mundo decide tomar acciones contra figuras venezolanas y nadie dice nada, no hay gritos por intervenir en asuntos internos, parecería que las oligarquías latinoamericanas y los gobiernos lacayos como los de Colombia, Panamá  y México les parece muy bien todo tipo de sanciones contra Venezuela.

Y la fobia  anti rusa es también increíble. El patrón de turno en Estados Unidos  ha decidido sanciones a ese gran país que es Rusia por las razones que sean, porque siempre encuentran algo para justificar sus acciones que no tienen ningún viso de legalidad.

Horrible papel el de Juan Manuel Santos. Uniéndose a los Estados Unidos en su ataque al gobierno de Venezuela. Hablando de democracia en un  país donde matan todos los días a líderes sociales, en un país manejado por una elite voraz y corrupta, en un país con los peores índices de desarrollo humano. Debería preocuparse más porque lo que sucede dentro del país que en desviar la atención con Venezuela, como lo están haciendo los medios de comunicación del sistema  y desafortunadamente los pocos que parecían ser independientes.

No es rara la posición de Santos, él siempre se ha distinguido por ser un furibundo pro americano. Durante la época de Uribe cuando era ministro planteó la construcción de las famosas siete bases militares para ser manejadas por los Estados Unidos contra Venezuela  y  contra  países del oeste de África.

Santos cree que con esta posición contra Venezuela se quita el ataque de Uribe de que es un castro chavista y logra avemarías con el imperio para que le perdonen su apoyo a Hillary Clinton. No creo que le sirva para nada esta nueva traición.

Muy grave lo que está ocurriendo con Venezuela. Se perdió la objetividad. Hay una campaña mundial muy bien orquestada por los Estados Unidos de mentiras, calumnias y desinformación.

¿Por qué no se entenderá que donde hay petróleo  Estados Unidos y  las multinacionales  intervienen? Esa es la historia del petróleo desde finales de siglo XIX. ¿Y Venezuela es el país más rico del mundo en hidrocarburos? Cómo se atreve a independizase Venezuela, ¿cómo intenta manejar su riqueza para su beneficio? Qué pecado, no pedirle permiso al imperio. Por lo tanto hay que castigar al gobierno venezolano, fomentar problemas, especulación, armar a matones, utilizar a la extrema derecha venezolana como Caballo de Troya,  decir mentiras,  mentiras  y mentiras, que de la calumnia algo queda. 

Hay que oponerse a todo tipo de intervención. Dejemos que los venezolanos definan sus asuntos sin interferencias. Lanudos bogotanos, preocúpense de los problemas de Colombia que son muchos y graves.

 

 

 

 

About The Author