Miércoles, octubre 18, 2017

Retos para la sociedad latinoamericana

Retos para la sociedad latinoamericana

Por: Orlando González Bonilla/Docente Uniciencia Bucaramanga.

Al estudiar la historia de los países latinoamericanos y contrastarlos con la realidad económica que se vive en esta región del mundo nos preguntamos sobre cuáles son los retos que debemos asumir quienes nacimos en estas tierras y que en conjunto debemos asumir el reto de aportar con nuestro trabajo y participación en las decisiones de la sociedad para mejorar las condiciones de vida de la población latinoamericana.

El primer cuestionamiento se enfoca en la responsabilidad política de cada uno de Los latinoamericanos;  La respuesta a esta pregunta, nos indica que debemos reenfocar nuestra mirada política  y buscar el bien común. Ser una región en el que el debate político pase de desprestigiar el adversario a  debatir sobre  cómo sobrevivir en un ambiente cada vez más globalizado, educado y competitivo.

Para ello, el primer reto es trabajar en un proceso de conformación de ciudadanía, especialmente en relación con el análisis sobre  escenarios favorables y desfavorables para construir sociedades efectivamente democráticas, con progresivos niveles de participación en la toma de decisiones.

Al alcanzar un nivel de madurez en la sociedad respecto del momento de elegir a quienes tienen la responsabilidad de dirigir las decisiones de cada uno de los países latinoamericanos, seguramente se minimizará el fenómeno de la corrupción, que sin hacer estudios profundos es el causante de la pobreza de las economías latinoamericanas y la alta inequidad social.

Al superar este factor, los líderes responsables del desarrollo económico tendrían que trabajar en temas que permitan alcanzar el progreso de los países latinoamericanos que permita alcanzar el desarrollo como los siguientes:

  • LA CULTURA DE LA SOCIEDAD

Díaz Castañeda en su texto aprender investigando define la cultura como “el conjunto de todas las formas de vida y expresiones de una sociedad determinada. Como tal incluye costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestirse, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias”.

Una vez definido el término cultura y basado en lo expuesto por la UNESCO, esta se ha tenido en cuenta de manera muy ambigua como elemento para alcanzar el desarrollo económico; por ello hoy,  es imperativo promover la reflexión sobre el papel de la cultura en el desarrollo del pueblo latinoamericano. Dicha reflexión debe conllevar a delinear una hoja de ruta en la construcción de una mejor sociedad soportada en sus propios valores y creencias como elementos estratégicos a las políticas de desarrollo.

En la sociedad latinoamericana se debe trabajar el concepto de convivencia, organización,  disciplina y desarrollo social para el logro de grandes proyectos.

Pertuz Martínez 2014, plantea la necesidad de construir indicadores que permitan medir la actividad cultural en función del desarrollo.

  • LA INVESTIGACIÓN APLICADA EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR

El presupuesto de las naciones latinoamericanas deben aumentar el valor notoriamente en el rubro de investigación; pero no solo aumentar el rubro sino crear verdaderas plataformas de enlace entre el sector empresarial, el mundo académico, y direccionados por una política gubernamental convencida que solo allí se encontraran nuevas formas de producir con eficiencia y eficacia, para mejorar las condiciones de vida de la humanidad.

Los grupos de investigación deben estar conformados por profesores que estén en el mundo académico pero acompañados de personas expertas que estén en el sector real, solo de esa manera además de contar con artículos científicos, se tendrán prototipos de productos, equipos y procesos.

Para conformar estos grupos de investigación, se deben construir protocolos donde se determine de manera clara los aportes y  beneficios para cada una de las partes; Estado, empresa, docentes, estudiantes e Institución de Educación Superior (IES).

Lo expuesto anteriormente lo corrobora la CEPAL en su estudio “La Educación superior y el desarrollo económico en América Latina” allí se plantea que fortalecer en América latina las instituciones de educación superior (IES) e investigación, es un factor clave para aumentar el nivel de competitividad internacional y acceder a un nivel de alta expansión económica en el largo plazo.

  • INFRAESTRUCTURA VIAL

La integración económica, el intercambio, la organización y el progreso de las actividades mercantiles de las regiones siempre han estado afectadas por el desarrollo de la infraestructura vial.

Cuando se contrastan los medios mediante los cuales se moviliza la población y los productos de la economía en los países desarrollados, se entiende por qué nuestros productos no podrán competir en el nivel de precios con los de estas naciones; los factores son muy sencillos; cobertura, costo del transporte por unidad, volumen transportado, rapidez del transporte, y condiciones de transporte.

Al igual que los productos, hagamos un símil con la movilidad de la población y los turistas en los países europeos, ahora que en Latinoamérica se busca fortalecer el turismo como fuente de divisas.

Otro elemento importante a tener en cuenta con el fortalecimiento de la infraestructura vial es la disminución de la migración de la población a las grandes ciudades, al tener mayor acceso a los servicios y a los mercados se fortalecen las pequeñas poblaciones, hecho que permite tener en dichos lugares una calidad de vida digna, sin generar la problemática de sobrepoblación y los conflictos que de allí se desprenden en las grandes ciudades.

  • POLITÍCAS PARA EL FORTALECIMIENTO DE LAS PYMES:

Las pymes en Latinoamérica se encuentran en un proceso de desarrollo, aspecto que las autoridades gubernamentales deben tener presente dada la importancia de estas organizaciones en la generación de empleo.

Para alcanzar la competitividad, las Pymes Latinoamericanas deben; fortalecer su organización administrativa, sus sistemas de información,  tener acceso a capitales con un costo competitivo, acceder a mano de obra capacitada e idónea  y robustecer su tecnología.

Como lo plantea Chiogna (2016), el fortalecimiento de este tipo de empresas es fundamental en un propósito clave para la economía latinoamericana como es el de la producción de manufactura y la oferta de bienes del sector primario con mayor valor agregado, complejidad tecnológica y deber innovador.

  • LA INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA:

Desde el momento en que se inició la libertad de los países de América latina, Simón Bolívar soñó con el proyecto de una América bajo una  misma nacionalidad. Pero este sueño se vio desbaratado por las diferencias políticas internas de cada uno de los territorios y entre las naciones.

Después de esta etapa y de algunos esfuerzos por alcanzar procesos de unión, y basados en estudios hechos por la CEPAL se podría afirmar que con la creación de la OEA, el proceso de la integración latinoamericana se ha ido desarrollando de manera despaciosa y con determinado nivel de incertidumbre  frente al quebrantamiento de los procesos políticos y los conflictos que enfrenta cada subregión y que ha impedido consolidar  un  proceso de integración con otras regiones del mundo.

No obstante, es imperioso y significativo que desde la academia y  organizaciones políticas y empresariales se trabaje en pro de este proyecto, se continúe con intercambios que permitan dar cuenta de los logros, los desafíos y los elementos potencializadores de una verdadera integración latinoamericana, puesto que un proceso de integración conlleva una multiplicidad de aristas que junto al intercambio de factores, permitirá  elevar el nivel de vida de la población y por ende el bienestar general.

  • EL MEDIO AMBIENTE

En el artículo  “Latinoamérica con problemas ambientales” escrito por ecología verde, se plantea que en Latinoamérica se encuentran ocho países que atesoran cerca de un 70% de la biodiversidad del planeta, pero allí mismo  en esta región del mundo se localiza un tercio de la deforestación mundial.

Este planteamiento complementa a lo esbozado por Cordeiro (2007), quien afirma que el principal problema ecológico de Latinoamérica es el cáncer de la “hiperindiferencia”, y este no es más que la notable indiferencia de muchos latinoamericanos con el medio ambiente.

Una de las razones expuestas para este proceder con el medio ambiente, es que el crecimiento económico de los países Latinoamericanos, dependen de sus recursos naturales.

 Ante este  hecho, El Banco interamericano de desarrollo (BID), ha propuesto  la importancia de armonizar la demanda de crecimiento económico con la necesidad de proteger el hábitat y los recursos, aunado a una política de generar hábitos y conciencia en el comportamiento de la sociedad para proteger los recursos naturales.

BIBILIOGRAFÍA:

CEPAL.2009. La Educación superior y el desarrollo económico en América Latina. México.

CEPAL.2014. Cultura y desarrollo económico en Iberoamérica. Madrid (España) editorial oei.

CEPAL. 2016. Desarrollo e integración en América Latina. Santiago. Impreso en Naciones Unidas.

Chiogna H .Principales desafíos y retos para el crecimiento de las pymes en Latinoamérica.

Cordeiro J L 2007.El desafío Latinoamericano…. Y sus cinco grandes retos.

Díaz R 2007. Aprender investigando. Formulación de proyectos de investigación en comunicación educativa.

Ecología Verde 2010. Latinoamérica con problemas ambientales.

Muñoz H. 2011. El País. Los retos de la democracia en América latina https://elpais.com/diario/2011/04/15/opinion/1302818405_850215.html

Pertuz A 2014. El recurso de la cultura en planes de desarrollo municipales de la costa caribe colombiana. Revista de Pensamiento Gerencial. No 2.

BID. El medio ambiente en América Latina y el Caribe. http://www.iadb.org/es/temas/medio-ambiente/el-medio-ambiente-en-america-latina-y-el-caribe,1663.html.

UNESCO (1990). Decenio Mundial para el Desarrollo Cultural, 1988 – 1997. Programa de Acción. UNESCO, 51p. http://unesdoc.unesco.org/images/0008/000852/085291sb.pdf

Van Hoff (2012). Cultura y Desarrollo. En: Cultura y Desarrollo, UNESCO La Habana, No 7.

About The Author