sábado, abril 4, 2020

Santos le apuesta a la OEA y margina a CELAC y UNASUR

Santos le apuesta a la OEA y margina a CELAC y UNASUR

En entrevista con el periódico el Tiempo, el pasado lunes 6 de abril, el presidente colombiano Juan Manuel Santos conversó sobre la Cumbre de las Américas a realizarse este fin de semana en Panamá. Santos habló sobre la OEA, las relaciones entre Estados Unidos y la región, especialmente con Cuba y Venezuela.

 

Santos junto con Ollanta Humala son los principales aliados de Estados Unidos en América Latina, y han jugado un papel vital para sus intereses en medio de una situación donde los países de la región han buscado mayor independencia, lo cual ha disminuido la  influencia política y económica que Washington ejercía en décadas anteriores.

 

En la entrevista reconoció que las relaciones de Estados Unidos con América Latina no eran las mejores, y aplaudió el restablecimiento de las relaciones con Cuba, en la medida que esta decisión eliminaría escollos que impedían a la Casa Blanca desarrollar una política más flexible en el continente. “La situación de Cuba ha sido desde hace mucho tiempo un escollo en las relaciones de América del Norte con América Latina y el Caribe, y sin ese escollo se hará más fluida la cooperación en muchos frentes”.

 

El presidente dejo entrever que su apuesta se encamina a revivir a la OEA en menoscabo de procesos recientes como CELAC y UNASUR, Colombia considera a la OEA, que se creó en Bogotá y ha estado liderada por colombianos como Alberto Lleras y César Gaviria, como un foro de gran importancia que se debe fortalecer y mantener”. Esta posición de Colombia no ha cambiado y la propuesta de Santos radica en que la CELAC  se limite  a un mecanismo de dialogo, pero que la OEA sea determinante en el continente, “es necesario establecer mayores mecanismos de diálogo y cooperación entre las distintas instancias regionales y subregionales”.

 

Sobre la situación en Venezuela, Santos plantea un matiz importante frente a las posiciones que han presentado otros mandatarios del continente, rechaza de manera débil la posición de Estados Unidos frente a las sanciones hacia Venezuela, no bajo el criterio de la no injerencia en los asuntos internos de otros Estados como la mayoría de la región,  porque considera que acciones unilaterales son contraproducentes, y llama más al dialogo entre gobierno y oposición que al respeto a la institucionalidad democrática

 

Finalmente, el presidente Santos en esta entrevista revelo la agenda de Estados Unidos para la Cumbre, revivir la OEA para que este sea el organismo que resuelva las diferencias, apoyándose en el restablecimiento de las relaciones con Cuba, y colocando el caso de Venezuela como un ejemplo de la necesidad que exista un órgano de cooperación política donde participe Estados Unidos. Mientras que la mayoría de América Latina le apuesta a fortalecer la independencia frente a Estados Unidos con CELAC y UNASUR, Santos busca lo contario.

 

Centro de Estudios Latinoamericanos – CELU-

 

 

About The Author