domingo, agosto 19, 2018

BOLETÍN #11 (Santos en Washington: una alianza obediente)

BOLETÍN #11 (Santos en Washington: una alianza obediente)

Boletín del Centro de Estudios Latinoamericanos sobre la visita del Presidente de Colombia a Donald Trump


El presidente Santos viajó a Washington con la finalidad de confirmar su alianza con Estados Unidos. La estrategia de ese país es intensificar la política belicista de la OTAN, competir y practicar una política hostil hacia China, resguardar los intereses de Israel en Medio Oriente a costa del pueblo palestino, asegurar la primacía económica, replanteando los acuerdos comerciales para lograr nuevas ventajas y continuar la nefasta guerra contra las drogas.

El gobierno colombiano para conservar la ayuda económica, así como apoyó a Obama, hoy apoya a Trump por más disparatadas, aventureras y arbitrarias que sean sus políticas. Suscribió un acuerdo con la OTAN para participar en operaciones de esta organización, las cuales han estado dirigidas a desbaratar la península de los Balcanes y el Cercano Oriente, bombardea y lanza misiles. Con estas políticas es que Juan Manuel Santos es solidario. Ya había manifestado en el pasado que se sentía orgulloso de que Colombia fuera llamada el Israel de América Latina.

El eje de sus conversaciones fue la erradicación de cultivos de uso ilícito, ante el hecho del enorme aumento del área sembrada, como preparando el ambiente para la visita a Washington el gobierno intensificó la erradicación y señaló que Trump había estado de acuerdo con los procedimientos usados para la misma, sin embargo la fuerte presión estadounidense para acentuar esta labor, hace previsible que se mantenga e intensifique la guerra contra las drogas y el entorno más cercano a Trump presiona para que se reanude la aspersión aérea. La exigencia de resultados rápidos en este frente y la disposición de Santos a aceptar cualquier condicionamiento para conseguir nueva inversión, hace previsible que más temprano que tarde vivamos nuevos episodios de esta guerra.

Trump asocia la lucha contra las drogas al control a la inmigración y a la construcción de un muro en la frontera con México, afirmó “los muros funcionan, pregunten a Israel, funciona. Créanme, no tenemos alternativa”.

La preocupación de Trump por la situación en Venezuela, asociada a que una de las primeras personas  de América Latina que recibió fue a Lilian Tintori esposa de Leopoldo López dirigente de la oposición venezolana, presagian una ofensiva contra el gobierno de Maduro y en este sentido exigió a Santos más protagonismo en este tema. Santos se ingeniará la forma de hacerlo.

A pesar de lo que señalan los comunicados oficiales Santos fue a Washington como un súbdito incondicional y obediente. La pregonada alianza estratégica no significa más que la disposición de aceptar a cambio de la ayuda estadounidense, cualquier cosa que le pidan, aunque esto se encubra de frases engañosas y retoricas.  

About The Author